EL CASO | Pruebas de la inocencia
blog-post-image

Conjueces ratifican la inocencia, correístas extinguen el fallo.

blog-post-image

El 15 de enero del 2010, los conjueces de la Primera Sala Penal de la Corte de Justicia, Walter Mazzini, Edwin Salazar y Mario Rojas, dictaminaron que los hermanos Isaías no podían ser condenados por peculado bancario (como habían dicho los Tribunales anteriores), pues la Vista Fiscal los acusaba por delitos financieros menores y por esos delitos es que el Tribunal los llamó a juicio.

Acto seguido, Correa, sus asambleístas y su Fiscal irrumpieron en contra del poder judicial, criticaron e intimidaron abiertamente a los jueces y solicitaron su destitución. La que ocurrió horas después por parte de un apurado Consejo de la Judicatura, que los destituyó y en su reemplazo, impusieron un tribunal ad hoc que declaró "inexistente" al Auto de Llamamiento a Juicio que dictaron Mazzini, Salazar y Rojas.

blog-post-image Conjueces ratifican que no hubo peculado
El 15 de enero del 2010, los conjueces de la Primera Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, Walter Mazzini, Edwin Salazar y Mario Rojas, expidieron la providencia que confirmaba que no hubo peculado sino una posible falsificación de balances y, a la vez, desestimaron la resolución dictada por el expresidente de la Corte Suprema de Justicia, Armando Bermeo, quien llamó a juicio a los hermanos Isaías en el año 2003.

blog-post-image Correísmo defenestra a conjueces
Ese legítimo pronunciamiento de los conjueces produjo una reacción en cadena por parte de los asambleístas gobiernistas, del fiscal general, Washington Pesántez, y del Presidente de la República, quienes, menospreciando el principio de independencia de los poderes del Estado, arremetieron con amenazas a los conjueces, pidiendo su destitución y enjuiciamiento penal. Ante la presión del correísmo, el Consejo de la Judicatura se vio forzado a destituir a los magistrados Mazzini, Salazar y Rojas, y les inició indagaciones. Se nombran nuevos conjueces "a dedo"

En su reemplazo fueron nombrados "a dedo" por el presidente de la Corte Suprema de Justicia José Vicente Troya, los conjueces Jaime Santos Basantes, Gerardo Morales Suárez y Gustavo Durango Vela en mayo del mismo año, contrariando lo que dicta la Constitución, que prevé un sistema de méritos para la elección de magistrados.

blog-post-image Conjueces correístas debieron excusarse
Por sus antecedentes, los nuevos conjueces correístas debieron excusarse. No lo hicieron, sino que por el contrario, se prestaron para echar abajo el fallo favorable a los hermanos Isaías.

Gerardo Morales Suárez, quien en el 2007 como conjuez se excusó de tratar el caso por haber sido defensor y procurador judicial de Roberto Isaías Dassum, esta vez cambió de opinión y aceptó alegando capacidad y probidad.

Jaime Santos Basantes, previo a su elección, fue Asesor del Consejo de la Judicatura y como tal, presentó informes, redactó los borradores necesarios para la destitución de los anteriores conjueces y recomendó la creación de las vacantes, una de las cuales él ocupó.

Gustavo Durango Vela, al momento de ser designado conjuez para el caso Isaías era asesor del Presidente de la Corte. Es decir asesoró su propia designación. Posteriormente, Durango Vela fue premiado con el cargo de titular de la Sala Contencioso Fiscal de la CNJ.

blog-post-image Insólito. Declaran el fallo como "inexistente"
Estos conjueces correístas resolvieron el caso de los hermanos Isaías –uno de los más voluminosos y complejos de la historia del Ecuador– en apenas 6 días, y dictaron un auto en el que se inventaron la figura de "inexistencia" del fallo emitido el 15 de enero de 2010 exculpatorio de los hermanos Isaías.

Una vez que las pretensiones del correísmo fueron saciadas y se impusieron por sobre la independencia de la justicia, se archivaron las investigaciones iniciadas en contra de los conjueces destituidos Mazzini, Salazar y Rojas y los declararon inocentes de todos los cargos, pese a lo cual, su fallo sigue sin ser considerado.

blog-post-image ANEXOS

Providencia del 15 de enero de 2010 de los conjueces Walter Mazzini, Mario Rojas y Edwin Salazar, favorable a los hermanos Isaías
En aplicación del principio de legalidad, toda vez que el delito de peculado financiero no se encontraba tipificado a la fecha del cometimiento del supuesto delito, esto es entre septiembre 14 y diciembre 2 de 1998, sino que entró en vigencia con posterioridad; se confirma la apertura de la etapa del plenario en contra de los sindicados.

blog-post-image Asamblea interfiere en el poder judicial y rechaza fallo de conjueces Mazzini, Rojas y Salazar. Registro Oficial
Registro Oficial # 123 del 04/02/2010, en la parte pertinente se resuelve: Rechazar el fallo de los conjueces de la Primera Sala de La Corte Nacional de Justicia, que a través de su resolución pretende cambiar la figura del presunto delito de peculado, imputado a los hermanos Isaías, por el de falsificación de documentos, lo que dejaría en la impunidad este caso que perjudicó a millones de ecuatorianos.

blog-post-image Auto de Conjueces Permanentes del 15 de enero de 2010

blog-post-image Tribunal de Excepción conformado por conjueces correístas, declaran al fallo del 15 de enero de 2010 como "inexistente"
La Sala de Conjueces Ocasionales declara “inexistente” el auto dictado por la Sala de Conjueces Permanentes

blog-post-image Boletín de los hermanos Isaías sobre la denuncia por prevaricato al presidente de la Corte y a los conjueces correístas
Troya enjuiciado penalmente por la defensa de Isaías. Se presentó denuncia penal por prevaricato y arrogación de funciones contra doctores José Troya Jaramillo, Gerardo Morales Suarez, Jaime Santos Basantes y Gustavo Durango Vela los “Conjueces Ocasionales”; comete prevaricato el juez que actúa contra Ley expresa; Troya y los 3 Conjueces Ocasionales lo hicieron. Violaron varios artículos de la Constitución y la Ley.

blog-post-image


VIDEO: Rafael Correa, interfiere en Caso Isaias





VIDEO: Rafael Correa, Su Fiscal y sus asambleistas defenestran a conjueces




◄ PRUEBAS DE LA INOCENCIA ►