ENTREVISTA


"Rafael Correa se siente como un monarca y actúa como tal", aseguró el asambleísta ecuatoriano Andrés Páez al describir lo que considera el comportamiento habitual del presidente de su país, que recoge en el libro La metida de mano en la justicia, que el autor acaba de presentar esta semana en Miami."

Miami, mayo 7, 2013.- Andrés Páez, doctor en jurisprudencia y diputado por la provincia ecuatoriana de Pichincha, que se define como un político demócrata de izquierda, concedió una entrevista a DIARIO LAS AMÉRICAS en la que denunció el "esquema de acumulación de poder" sobre el que se sustenta el gobierno de Ecuador.

¿A qué atribuye que Correa no haya intentado en Ecuador la radicalización del gobierno al estilo de Venezuela?

"Correa ha hecho varios anuncios de que va a radicalizar el socialismo. Lo que pasa es que se está conduciendo de una manera más discreta, para poder ejecutar el plan de manera más efectiva", aseguró . "Lo cierto es que han comenzado a copar todas las instituciones de poder. El Consejo Nacional Electoral les ha permitido hacer uso de todo el aparato del Estado para los procesos electorales y así obtener una victoria con cuyas cifras se pueda demostrar un respaldo popular abrumador.

     

    Lo que la comunidad internacional no sabe es que las elecciones en Ecuador se ganan no de acuerdo al número total de electores inscritos, sino basado en el número de personas que concurrieron a votar, y en mi país, alrededor del 25 por ciento de los potenciales votantes no ejerció su derecho al sufragio. Son unos dos y medio millones de personas que estuvieron ausentes de las urnas, con cuya voluntad Correa no cuenta". Páez calificó el proceso que tiene lugar en su país bajo el gobierno de Rafael Correa de "narcisista y estalinista", una tesis que desarrolla en su libro.

    ¿Cuál es la actitud del gobierno hacia los opositores?

    "Permanente hostigamiento a los líderes de la oposición", aseguró el académico de la Universidad andina Simón Bolívar, de Ecuador. Existe una clara y abierta persecución de los medios de comunicación independientes, no sólo con cosas que podrían parecer intrascendentes como por ejemplo gravar con impuestos el papel periódico, sino también con persecuciones de orden judicial, que están también descritas en el libro. Se han cerrado emisoras de radio e incautado canales de televisión que tienen más del 50 por ciento de la audiencia nacional y en estos momentos están en manos de Correa, para usarlos como instrumento de propaganda, con el dinero de todos los ecuatorianos".

    ¿Qué ha significado para el país que el presidente Correa haya intervenido en la justicia?

    "En Ecuador se habla de un Estado de derechos, pero esos derechos sólo son aplicados discrecionalmente a favor de los afectos al régimen. Los opositores no contamos con la posibilidad de prerrogativas básicas". El legislador también mencionó el grado de inseguridad creado en el país a partir de la instauración de un sistema de defensa público, basado en el cual "16.000 delincuentes fueron exonerados sin ser procesados; 1.700 personas a las que se le había probado actividad de tráfico de estupefacientes recibieron indulto; se prohibió el uso de armas y se establecieron reformas tan absurdas como que el que roba menos de dos salarios básicos mensuales, unos 636 dólares, no se considera que incurrió en delito, sino en una simple contravención". "Por ese estímulo a la delincuencia -explicó el también sociólogo- la gente vive preocupada por la inseguridad y se distrae ante otro tipo de problemas como el atropello a la democracia y la falta de libertades. Rafael Correa es un hombre colérico -aseguró Páez-. En sus viajes por el país, ha ordenado encarcelamiento de quienes le muestran antipatía con un simple gesto. De esos hay más de 16 casos documentados. En Machala, hacia la costa sur del país, se bajó del automóvil y penetró en una casa en busca de alguien que supuestamente le había hecho una seña, quedó registrado por las cámaras de televisión". Sobre las relaciones entre Ecuador y Venezuela, el diputado explicó que "además de las simpatías ideológicas, también tienen en común intereses económicos. No creo que esos lazos se vayan a deshacer. Más bien habrá una profundización, porque el intercambio comercial les ayuda a sustentar el sistema político".

    ¿Cuál es el propósito de este libro?

    "Compilar la memoria histórica porque esta pesadilla pasará y el país volverá los ojos a quienes tuvieron la valentía de enfrentar con coraje el abuso de poder y la falta de escrúpulos. Además este libro puede ser un instrumento probatorio para quienes estén ahora siendo perseguidos y en futuro quieran sustentar la incompetencia de los jueces que los están juzgando. También queremos dar cuenta ante el mundo de cómo en Ecuador se manipula la justicia, y se emplea como aliada para las persecuciones y hostigamiento por razones políticas". Páez consideró que el presidente Correa "está desaprovechando la oportunidad de ensamblar un gran país y eso le hará quedar en deuda con la historia".

    La metida de mano en la justicia, impreso por Paradiso editores, puede adquirirse en Miami en la librería Books & Books o en su edición virtual en Amazon.com. El próximo mes estará disponible una versión en inglés. El volumen viene acompañado de un DVD, contentivo de testimonios y entrevistas personales que documentan la lectura.


    Ilavastida@diariolasamericas.com @IlianaLavastida

Los recursos audiovisuales y fotográficos utilizados en este web site, tienen únicamente un propósito didáctico editorial