JUSTICIA ECUADOR/ La "metida de manos" en la Corte
La reforma correísta de la justicia
[Dicen] que el presidente va a meter las manos en la Corte. "Por supuesto que las vamos a meter, para mejorar esas cortes con las que nadie puede estar satisfecho. ¿Y qué tiene eso de extraño?".
Rafael Correa / 25 de enero de 2011

Así promovía el presidente de la República, Rafael Correa, su propuesta para reformar la justicia, luego de anunciar, a inicios de enero del 2011, la realización de una nueva consulta popular con diez preguntas que principalmente buscaban introducir reformas al sistema judicial, pero que se las acompañó, para disimularlo, con otras preguntas inherentes a la seguridad, a la banca, a los medios de comunicación, a los juegos de azar, a las corridas de toros y a las peleas de gallos.

Correa buscaba crear una entidad transitoria, de vastos poderes, capaz de transformar la Función Judicial en 18 meses. Pero la idea levantó dudas; esa entidad iba a estar compuesta por tres delegados provenientes de instancias políticas afines al mandatario. El verdadero objetivo entonces se evidenció: Correa pretendía apoderarse de la función judicial que, por mandato constitucional, debe estar completamente desvinculada del poder Ejecutivo.

El Consejo Electoral parcializado

Correa utilizó todo el aparataje estatal y manipuló la versión sobre los hechos para ganarse el favor popular. La pregunta sobre la reforma de la justicia fue traducida en sus discursos oficiales como la gran panacea para erradicar la delincuencia y el crimen organizado –los que azotaban al país y que en la actualidad se han incrementado-, de ese modo afianzó la idea que con aquella reforma resultaba imprescindible para que aquella violenta realidad cambiase; los nuevos jueces, amparados por la reforma, supuestamente no permitirían la impunidad de los delincuentes.

Finalmente, Correa se hizo de un forzado "Sí" en la consulta, la ganó apretadamente. Los resultados fueron cuestionados; en ese entonces el Consejo Nacional Electoral era controlado por el Ejecutivo, como continúa ocurriendo al presente. Así se dio inicio a lo que el mismo Correa bautizó como la ‘metida de mano’ a la justicia: aberración antidemocrática que aún perdura y que ha tenido incontables y vergonzosas evidencias.



Pormenores de la consulta

Las preguntas del referéndum, cuya presunta intención era reformar el sistema judicial ecuatoriano fueron la 4 y la 5 y consultaban al pueblo lo siguiente:

Pregunta 4. ¿Está usted de acuerdo en sustituir al actual pleno de la Judicatura por un Consejo de la Judicatura de Transición, conformado por tres miembros elegidos, uno por la Función Ejecutiva, otro por el Poder Legislativo y otro por la Función de Transparencia y Control Social, para que en el plazo improrrogable de 18 meses, ejerza las competencias del Consejo de la Judicatura y reestructure la Función Judicial, como lo establece el anexo 4? Pregunta 5. ¿Está usted de acuerdo en modificar la composición del Consejo de la Judicatura, enmendando la Constitución y reformando el Código Orgánico de la Función Judicial como establece el anexo 5?

En lo que tiene que ver con la pregunta 4, esta fue aprobada por el 52,02% de la población, contra un 47,98% que la desaprobó. (En tanto que –quitar-) La propuesta a la pregunta 5 logró un 52,66% de los votos a favor, empero un 47,34% de la población estuvo en desacuerdo con ella. 

Con estos resultados, se inició la reforma correísta de la justicia; lo primero que hizo el presidente fue conformar un Consejo de la Judicatura con tres miembros manejados por él, quienes además serían los encargados de realizar el respectivo concurso para elegir a los nuevos 21 jueces de la Corte Nacional de Justicia. Tras el protocolo de rigor, Correa se aseguró así del control del concurso y del poder judicial.

El Consejo de la Judicatura de Transición, vinculado al correísmo

El primer paso para reformar la justicia fue designar a los tres vocales del Consejo de la Judicatura de Transición (CJT). El presidente de la República eligió a Paulo Rodríguez –un ingeniero electrónico que había sido funcionario a sus órdenes en el Registro Civil- como su representante en el más alto ente de la reforma judicial. La terna correísta fue completada con Fernando Yávar, delegado de la función de Transparencia y por Tania Arias en representación del Poder Legislativo. Los tres tenían claras conexiones, dependencia y parcialidad con el oficialismo.

Paulo Rodríguez Molina: ex funcionario del correísmo y de la “partidocracia”
En la página web del CJT, Rodríguez contaba con una hoja de vida bastante corta: ocho líneas, en la que se destacaban sus estudios en una Academia Militar y su paso por el Registro Civil en calidad de director. Ciertamente, Rodríguez ocultó su paso por otros cargos durante el correísmo y su participación en uno de los gobiernos anteriores a Correa, época a la que el mandatario califica peyorativamente como de la larga noche neoliberal o de la ‘partidocracia’.  BIO
Fernando Yávar Umpiérrez: ex fiscal cuestionado.
Fue recomendado para el cargo por el superintendente de Bancos Pedro Solines. Fernando Yávar Umpiérrez, cuando cumplía el cargo de Fiscal del Guayas, permitió la caducidad de la prisión preventiva de Jaime William Toro Laaz, quien se encontraba detenido desde el 21 de agosto del 2008, por el delito de falsificación de documentos públicos, según lo denunció el Asambleísta Jorge Escala.

http://www.mpd15.org.ec/index.php?option=com_content&view=article&id=262:no-solo-el-padre-sino-tambien-el-hijo-fernando-yavar-umpierrez-permite-la-libertad-de-manera-irregular-de-procesados&catid=77&Itemid=188
Tania Arias Manzano: ex funcionaria y simpatizante del correísmo.

Participó públicamente en varios actos políticos proselitistas junto a los más altos funcionarios del gobierno de Correa. Integró el equipo de Fánder Falconí, director de la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (Senplades). Fue también asesora de la bancada legislativa de Alianza PAÍS, el partido de gobierno, y presidenta del Tribunal Contencioso Electoral (TCE). Como presidenta del TCE, Arias mantuvo silencio ante los cuestionamientos de la desigual campaña electoral que llevó a cabo Correa justamente para la consulta popular del 7 de mayo de 2011. En definitiva, Tania Arias supervisó la campaña que permitió la conformación del CJT, el mismo del que luego pasó a conformar ¿juez y parte?

Mauricio Jaramillo Velasteguí: contacto directo del Secretario Jurídico de la presidencia de la República, Alexis Mera.

Mauricio Jaramillo ejerció como Director General del CJT bajo la figura de comisión de servicios otorgada por la presidencia de la República. Jaramillo fue uno de los asesores directos de Alexis Mera, Secretario Nacional Jurídico de la Presidencia de la República y mano derecha de Rafael Correa. Era el nexo clave entre Correa, Mera y el CJT. 

Aprovechándose de la normativa de contratación de Régimen de Emergencia, Jaramillo cerró a finales del año 2011, la negociación de un contrato de 34.7 millones de dólares en cinco días a favor de la empresa Alessmart, que contaba con un capital de apenas 800 dólares.


http://www.eluniverso.com/noticias/2013/05/18/nota/935856/obras-judiciales-plazos-vencidos-segun-contratos

Las preguntas 4 y 5 de la consulta y sus anexos
Las preguntas que buscaban reformar el sistema judicial fueron la 4 y la 5, las mismas que a continuación se transcriben con sus correspondientes anexos: 

Pregunta 4. ¿Está usted de acuerdo en sustituir al actual pleno de la Judicatura por un Consejo de la Judicatura de Transición, conformado por tres miembros elegidos, uno por la Función Ejecutiva, otro por el Poder Legislativo y otro por la Función de Transparencia y Control Social, para que en el plazo improrrogable de 18 meses, ejerza las competencias del Consejo de la Judicatura y reestructure la Función Judicial, como lo establece el anexo 4?

ANEXO 4: El artículo 20 del Régimen de Transición dirá: "Se disuelve el actual pleno del Consejo de la Judicatura. En su reemplazo se crea un Consejo de la Judicatura de Transición, conformado por tres delegados designados y sus respectivos alternos: uno por el Presidente de la República, otro por el Poder Legislativo y otro por la Función de Transparencia y Control Social; todos los delegados y sus alternos estarán sometidos a juicio político. Este Consejo de la Judicatura Transitorio tendrá todas las facultades establecidas en la Constitución, así como las dispuestas en el Código Orgánico de la Función Judicial, y ejercerán sus funciones por un período improrrogable de 18 meses.

El Consejo de la Judicatura definitivo se conformará mediante el procedimiento establecido en la Constitución enmendada. El Consejo de Participación Ciudadana y Control Social asegurará que los miembros del nuevo Consejo de la Judicatura estén designados antes de concluidos los 18 meses de funciones del Consejo de la Judicatura de Transición.

Queda sin efecto el concurso de méritos y oposición que lleva a cabo el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social para la designación de los nuevos vocales del Consejo de la Judicatura. Suprímase la disposición transitoria primera del Código Orgánico de la Función Judicial".

Pregunta 5. ¿Está usted de acuerdo en modificar la composición del Consejo de la Judicatura, enmendando la Constitución y reformando el Código Orgánico de la Función Judicial como establece el anexo 5?

ANEXO 5: Enmiéndese la Constitución de la República del Ecuador de la siguiente manera: "Art. 179.- El Consejo de la Judicatura se integrará por 5 delegados, y sus respectivos suplentes, quienes serán elegidos mediante ternas enviadas por el Presidente de la Corte Nacional de Justicia, quien lo presidirá; por el Fiscal General del Estado; por el Defensor Público; por la Función Ejecutiva; y por la Asamblea Nacional.

Los delegados mencionados en el inciso anterior, serán elegidos por el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social, a través de un proceso público de escrutinio con veeduría y posibilidad de impugnación ciudadana.

El procedimiento, plazos y demás elementos del proceso serán determinados por el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social.

Los miembros del Consejo de la Judicatura, tanto titulares como suplentes, durarán en el ejercicio de sus funciones 6 años.

El Consejo de la Judicatura rendirá su informe anual ante la Asamblea Nacional, que podrá fiscalizar y juzgar a sus miembros".
Los 21 jueces de la nueva Corte
- Ramírez Romero Carlos Miguel
- Bermúdez Coronel Óscar Eduardo
- Robalino Villafuerte Vicente Tiberio
- Granizo Gavidia Alfonso Asdrúbal
- Ojeda Hidalgo Álvaro Vinicio
- Suing Nagua José
- Blum Carcelén Jorge Maximiliano
- Merino Sánchez Wilson Yovanny*
- Benavidez Benalcázar Merck
- Andino Reinoso Wilson Efraín*
- Ayluardo Salcedo Johnny Jimmy*
- Íñiguez Ríos Paúl Manuel*
- Merchán Larrea María Rosa
- Pérez Valencia Maritza Tatiana
- Espinoza Valdiviezo María del Carmen
- Salgado Carpio Carmen Alba del Rocío
- Terán Sierra Gladys Edilma
- Aguirre Suárez María Paula Elizabeth
- Vintimilla Moscoso María Ximena*
- Yumbay Yallico Mariana*
- Blacio Pereira Lucy Elena*
(*Jueces cuestionados por la Veeduría Internacional)
VIDEO: En declaracion publica, el Presidente dice que metera las manos en la justicia.
VIDEO: Jorge Zavala
Heritage Foundation Conference 2013 
VIDEO: Entrevista Andrés Páez
Entrevista con Jorge Ortiz
VIDEO: Concursos polémicos
Reseña noticiosa sobre la selección de jueces 


Los recursos audiovisuales y fotográficos utilizados en este web site, tienen únicamente un propósito didáctico editorial