JUSTICIA INTERNACIONAL/ Miami - Dade, EE.UU.
JUICIO EN EL ONCEAVO CIRCUITO JUDICIAL DEL CONDADO MIAMI-DADE, FLORIDA. EE.UU.
Sentencia del Juez John W. Thornton, en relacion al Juicio instaurado en la ciudad de Miami por el Estado Ecuatoriano




Los hermanos Isaías ganan juicio en Miami al Estado Ecuatoriano
En mayo de 2013, el juez John W. Thornton dictaminó que la Resolución de la AGD no era una sentencia y rechazó el intento confiscatorio del Estado ecuatoriano, concediendo la moción de los hermanos Isaías de que se dicte la siguiente sentencia sumaria a su favor. “Sin una sentencia que determine responsabilidades, con validez bajo la legislación de EE.UU., cualquier intento de Ecuador de embargar propiedades de los Demandados en EE.UU. sería inconsistente con las leyes y normativas de EE.UU.”
La AGD buscaba convertir un acto administrativo en sentencia ejecutoriada

En el año de 2009, el Estado ecuatoriano, a través de la Agencia de Garantía de Depósitos (AGD), demandó en el Undécimo Circuito Judicial del Condado Miami-Dade, Florida, Estados Unidos de América, a los hermanos Roberto y William Isaías, con el propósito de hacer valer en dicho país la Resolución No. AGD-UIO-GG-2008-012 de la AGD del 8 de julio de 2008, mediante la cual se confiscaron activos y empresas por más de 1.000 millones de dólares.

La AGD intentó convencer al Juez en la Florida que tal resolución tenía la fuerza de una sentencia ejecutoriada, porque el Gerente General de la AGD es “juez” de Coactivas y además dicha Resolución no era susceptible de ser revisada. Así, se trató de convertir un acto administrativo en sentencia ejecutoriada y se ocultó el hecho de que la imposibilidad de revisar dicho acto se debía al Artículo 2 del Mandato 13, que amenaza con destitución y prisión a los jueces ecuatorianos que se atrevan a revisarlo.

El caso concluyó con sentencia a favor de los hermanos Roberto y William Isaías y en contra del Estado ecuatoriano. La sentencia fue dictada por el Juez John W. Thornton y notificada a las partes, el 20 mayo de 2013.
Demanda similar a las de Saddam Husseim y Fidel Castro
En la parte considerativa del fallo, luego de citar como relevantes las sentencias dictadas contra los regímenes de Saddam Husseim en Irak y de Fidel Castro en Cuba, en sus intentos de confiscar en Estados Unidos los bienes de la dinastía del Rey Faisal y del ciudadano cubano Sabbatino respectivamente, el juez Thornton da igual tratamiento al intento confiscatorio de la AGD en contra de los hermanos Isaías en Miami, en los siguientes términos:

En general, varios factores deben ser considerados dentro de un análisis de la limitación territorial. En primer lugar, una corte de EE.UU. tiene justificativos suficientes para negarse a ejecutar un decreto confiscatorio emitido por un país extranjero, si ese estado foráneo pretende actuar más allá de su dominio territorial. En segundo lugar, las Cortes de EE.UU. tienen la facultad de considerar las relaciones políticas entre los estados soberanos al decidir si ejecutan o no, un acto de un país extranjero equivalente a un decreto confiscatorio. Tercero, las Cortes de EE.UU. han sido renuentes a ejecutar actos de estados extranjeros que agravian la Constitución de los EE.UU. y no justifican apropiaciones sin justa compensación. Por lo tanto, pese a que la doctrina de actos de estado prohíbe a esta Corte proclamar que el acto de Ecuador no tendría efecto en Ecuador, esta Corte no está impedida de rechazar a ejecutar esos actos en esta jurisdicción.
Juez John W.Thorton: “La Resolución de la AGD no es una sentencia”.
El juez de la Florida declaró que la Resolución de la AGD no era una sentencia y rechazó el intento confiscatorio del Estado ecuatoriano, concediendo la moción de los hermanos Isaías de que se dicte una sentencia sumaria a su favor, en los siguientes términos:

“Como ya se dijo, Ecuador no busca ejecutar una sentencia. Sin una sentencia que determine responsabilidades, con validez bajo la legislación de EE.UU., cualquier intento de Ecuador de embargar propiedades de los demandados en EE.UU. sería inconsistente con las leyes y normativas de EE.UU.. Por otra parte, Ecuador eliminó la potestad que poseían los demandados para impugnar la Resolución 1084, el Artículo 29. Al promulgar Artículo 2 del Mandato 13, se configuró una violación de varios de los más fundamentales pilares de las leyes y normativas de EE.UU., incluyendo el debido proceso, la revisión judicial y la independencia de la Función Judicial para actuar con justicia e imparcialidad”.

Cabe destacar la dureza de los términos con que el juez Thornton califica la actuación del Ecuador en este caso.

LINKS:
http://www.eluniverso.com/noticias/2013/06/11/nota/1012041/isaias-ven-fallo-eeuu-como-victoria

-----------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------
JUICIO EN EL ONCEAVO CIRCUITO JUDICIAL DEL CONDADO MIAMI-DADE, FLORIDA. EE.UU.
Tribunal internacional ratifica fallo contra Ecuador y a favor de los hermanos Isaías
El tribunal de justicia del Condado Miami-Dade, en su sentencia de octubre de 2015, señala que los hermanos Isaías presentaron abundantes pruebas de no haber cometido ningún acto indebido, de no haberle causado pérdida alguna a Filanbanco y de haber sido privados del debido proceso en Ecuador, mientras que el demandante, el Estado ecuatoriano, no presentó ninguna evidencia en contrario.

En esta etapa del proceso, los funcionarios del gobierno ecuatoriano, no pudieron justificar el destino de $ 396 millones de dólares correspondientes a una parte de la incautación que estaba bajo administración de la AGD.

El Undécimo Circuito Judicial del Condado Miami-Dade, Florida, Estados Unidos de América, finalmente falló a favor de los hermanos Isaías. La sentencia señala que los Isaías presentaron abundantes pruebas de no haber hecho nada indebido, de no haberle causado pérdida alguna a Filanbanco, y de haber sido privados del debido proceso en el Ecuador.

De su parte, el Estado ecuatoriano no presentó pruebas que demuestren lo contrario y el único testigo de Ecuador, el doctor Genaro Eguiguren Valdivieso, mostró no tener conocimiento sobre el caso y tuvo una actuación incompetente.

La Corte de Florida manifiesta en su sentencia que aún no extiende su sanción a Ecuador por su impropio actuar; pues se reserva la jurisdicción para considerar los reclamos de los hermanos Isaías (por gastos y honorarios). Concluye que el Estado ecuatoriano no tiene derecho de demandarlos porque la única que tiene capacidad procesal para hacerlo es la AGD (Agencia de Garantías de Depósito) y porque ya ha pasado el tiempo en que podía hacerlo.
Representantes del gobierno no pudieron justificar $396 millones de dólares
De otro lado, cuando los representantes del gobierno ecuatoriano fueron llamados a exhibir en el juicio las pruebas del uso dado a los bienes “incautados” (confiscados, en realidad), declararon que ya habían vendido alrededor de US $ 400’000,000 (cuatrocientos millones de dólares) (faltan otros varios cientos de millones en bienes que dicen no haber vendido), pero solamente pudieron presentar pruebas del ingreso a las cuentas oficiales de alrededor de CUATRO millones de dólares y nunca pudieron justificar donde están los otros aproximadamente $ 396 millones.

El abogado que representó a Ecuador en la causa tuvo que admitir que el gobierno del Ecuador creía que en las cortes de Estados Unidos también iban a obedecer las órdenes del régimen correísta, aludiendo que debían actuar de "igual forma como lo hicieron al aplicar las órdenes del gobierno Nazi", aunque sean ajenas a un marco legal y vengan de un gobierno que produce repugnancia, afirmó el defensor del Estado ecuatoriano.


Los recursos audiovisuales y fotográficos utilizados en este web site, tienen únicamente un propósito didáctico editorial