NOTICIAS
Caso Isaías: intenso debate
en la audiencia de casación
Veedor de “Human Rights Foundation” estuvo presente durante diligencia


Ecuador en Vivo, septiembre 29 de 2014

Un intenso debate se vivió en la audiencia de fundamentación del recurso de casación previo al fallo de la Corte Nacional en el caso Isaías, entre el abogado defensor Xavier Castro y el fiscal general, Galo Chiriboga. El veedor internacional Roberto González de “Human Rights Foundation”, quien estuvo presente en el acto, afirmó a priori, que en este caso "me parece que, a primera vista, potencialmente, habría violaciones del debido proceso, específicamente en la aplicación retroactiva de la ley penal, que está protegida por el derecho internacional de los derechos humanos".

El caso Isaías es uno de los procesos más prolongados que ha existido en la historia de la justicia ecuatoriana. Los hermanos Isaías fueron condenados a 8 años de reclusión en el grado de autores del delito de peculado mayor (por extensión) por el juez Wilson Merino en el año 2012 y recientemente, en marzo del presente año, los jueces Paúl Íñiguez, Johnny Ayluardo y Ximena Vintimilla, ratificaron dicho fallo.

Los jueces y las partes presentes en la audiencia
En el octavo piso de la Corte, los jueces que esta vez presidieron la audiencia de tercera instancia fueron Gladys Terán, Lucy Blacio y Jorge Maximiliano Blum. Estuvieron también presentes en la sala, como parte acusadora, el fiscal general del Estado, Galo Chiriboga, y los abogados defensores de los procesados: Carlos Luis Sánchez, patrocinador del excontador de Filanbanco, David Rivas en representación del excontador de Filanbanco Trust y el abogado Xavier Castro, quien actuó como defensor de los dos hermanos William y Roberto Isaías, principales acusados por el caso Filanbanco.

Los argumentos de la defensa
El abogado Xavier Castro, argumentó que en el dictamen fiscal emitido en el año 2002, la Fiscal General de la Nación, doctora Mariana Yépez, se abstuvo de acusar por el delito de peculado y que por tanto, al no haber acusación fiscal, no debió haber juicio, y los jueces al haberse excedido de esta facultad al dictar la sentencia recurrida, han violado la ley.

Castro dijo que sus defendidos no podían ser acusados de peculado porque nunca fueron funcionarios públicos y, que incluso, quienes si lo fueron y estuvieron encausados ya fueron liberados de culpa, refiriéndose al ex Superintendente de Bancos Jorge Egas Peña y a Luis Jácome ex Gerente del Banco Central. Agregó que ello demuestra el afán político de persecución en contra de los hermanos Isaías, porque el dictamen fiscal fue evadido y la acusación de peculado forzada.

Castro también afirmó que la desaparición de la malversación (especie de peculado por la que fueron sentenciados los hermanos Isaías) que consta en el recientemente entrado en vigencia Código Orgánico Integral Penal, y afirmó que en consecuencia la causa debe ser archivada por los jueces, mucho más ahora que nos rige una Constitución garantista.

¿Se acusó de peculado bancario o malversación?
El Fiscal Chiriboga replicó las aseveraciones de la defensa y dijo que cualquier persona podía cometer peculado sin la intervención de un funcionario público a lo que el abogado Castro se vió obligado a aclararle que sus defendidos no estaban acusados de peculado bancario sino de malversación.

20 minutos para la defensa de un proceso de 14 años
La juez ponente, comunicó a la defensa que la Sala había resuelto otorgar veinte minutos para sus fundamentaciones. Ello fue objetado por el abogado Carlos Luis Sánchez quien cuestionó tal resolución toda vez que –según dijo- carece de fundamento legal y coarta el derecho a la defensa. Advirtió que era imposible resumir en ese tiempo un caso que lleva ventilándose mas de 14 años y consta de miles de fojas.

¿Caso político no jurídico?
El abogado Sánchez reiteró que el caso es político y no jurídico, y que se había violado la ley en la sentencia impugnada al interpretar erróneamente y atribuyéndole la responsabilidad penal en el grado de autores de un delito calificado exclusivamente para funcionarios públicos. Dijo también que al haber absuelto a todos los funcionarios públicos del caso, los sujetos particulares (no calificados) no tenían a quien acceder en tal calidad. Alegó también la violación del principio de especialidad, toda vez que su defendido según el expreso mandato de la Ley de Contadores, debió ser acusado de otro delito menor (falsificación de balances).

Por su parte el doctor Rivas expuso en favor de su defendido, que la jurisdicción en la que estaba siendo juzgando no procedía ya que Filanbanco Trust operó, fue registrada e inscrita en la ciudad de Panamá, y advirtió que solo las leyes de ese país le son aplicables. Aseveró que al momento de la liquidación incluso quedó un saldo positivo a favor de la entidad, según la funcionaria Clara Díaz puede dar fe.

El Fiscal complacido por el fallo condenatorio
El Fiscal Galo Chiriboga, quien no presentó ningún escrito en la audiencia, se mostró complacido y de acuerdo con la sentencia y la condena de las instancias anteriores y dijo que "por fin, luego de 12 años termina una historia lamentable para el pueblo ecuatoriano, en que se pretendió dejar este caso en la impunidad".

Chiriboga destacó que en el fallo condenatorio de marzo del presente año se afirma que los administradores de Filanbanco no presentaron balance de sus cuentas en 1998 y llevaron "una contabilidad irregular, que podría calificarse de ilegal". Luego contradijo a Castro y afirmó que las formas de juzgar han cambiado, que los fiscales tienen hoy una función mas activa y que los jueces si pueden investigar. Dijo también que no se podía hablar de persecución política ya que el actual gobierno solo llevaba con el caso apenas 7 de los 14 que tiene el juicio.

Recordando a Pedro Delgado
Por su parte, el abogado Xavier Castro recordó que Filanbanco fue entregado por sus defendidos en 1998, que la quiebra se produjo años después en manos del Estado y que allí se dilapidaron alrededor de 3000 millones de dólares que sumados a los 1000 millones de dólares que Carlos Bravo -como Gerente de la AGD del actual gobierno-, confiscó en bienes, empresas y canales de televisión (TC y Gamavisión) en julio de 1998 a los hermanos Isaías, fueron dilapidados igual como lo hicieron con Filanbanco, suman 4000 millones de dólares por los que deberán responder y rendir cuentas al país.

El observador internacional
A la audiencia asistió como invitado especial, el observador internacional Roberto González, funcionario de Human Rights Foundation, quien en declaraciones exclusivas a Ecuador en Vivo dijo que a priori, "hay una aparente violación del debido proceso y los derechos humanos". El fallo final de la Corte Nacional de Justicia sobre la casación interpuesta por la defensa en este caso corresponde dictarlo a los jueces Terán, Blacio y Blum.

Fuente:
http://www.eluniverso.com/noticias/2014/09/04/nota/3693641/informe-pasara-sobre-justicia-sigue-generando-debates

Declaraciones de Roberto González de
Human Rights Foundation