PERSECUCIÓN / Ataques a la prensa
El proyecto totalitarista del correísmo le exige acabar con el pensamiento, las ideas y toda iniciativa o propuesta que no sea la suya. Le exige también controlar la opinión, posicionar la verdad oficial y conseguir que el ciudadano tenga un solo punto de vista; por ello, en el Ecuador pensar diferente se ha convertido en un delito. No existe libertad de expresión, hay miedo y autocensura en los medios y se persigue a periodistas y medios no afines al régimen. Articulistas, investigadores, reporteros, propietarios de medios, premios Nobel, editorialistas, tuiteros, caricaturistas; nadie se salva del escarnio y el ataque oficial.

Fausto Valdiviezo, un periodista que fue despedido de TC Televisión -canal confiscado al grupo Isaías, ahora en poder del correísmo-, fue asesinado cuando estaba a punto de sacar a la luz pública una serie de actos de corrupción cometidos en ese canal. La confiscación de los canales de televisión del grupo Isaías fue parte de su estrategia para consolidar un monopolio de medios y establecer con ellos y el conglomerado de medios públicos, un estado de propaganda en el que rija la impunidad al impedir se conozcan los múltiples actos de corrupción del Gobierno.

El delito es fiscalizar, expresarse, disentir, protestar, pensar diferente
La 'prensa corrupta'

El estado de propaganda que rige en el régimen de Correa, se soporta en la vigencia de una punitiva Ley de Comunicación o 'ley mordaza', instaurada para imponer miedo y autocensura a medios y periodistas.

Otras expresiones del asedio mediático al que se encuentra sometida la población ecuatoriana constituyen las cadenas televisadas o 'sabatinas' de cuatro horas semanales; constante incremento del gasto en propaganda oficial; el abuso de los espacios de réplica para interrumpir noticieros; las incuantificables cadenas nacionales para uso político -no informativo- encaminadas generalmente a descalificar a opositores, medios o periodistas. Solo al veedor ciudadano Pablo Chambers, quien estudió el caso de los contratos con el Estado del hermano del presidente Fabricio Correa, le dedicaron 16 cadenas nacionales en las que se le acusó de estafador, entre otras cosas.



El estado de propaganda

La estrategia totalitarista del correísmo pretende desaparecer a los medios privados, a los que el mandatario los califica sistemáticamente como prensa corrupta y consolidar un monopolio mediático para establecer la verdad oficial como única. Cuatro grandes evidencias existen al respecto: primera, la conformación de un grupo de medios mal llamados públicos, puestos al servicios político del régimen (Ecuador TV, diario El Telégrafo, El Ciudadano, PP El verdadero, Radio Pública, entre otros); segunda, la confiscación de los canales de televisión del grupo Isaías (TC Televisión, Gamavisión y CN3), los que juntos abarcan el 45% de la cobertura mediática nacional útil para conformar su estado de propaganda; tercera, el intento de apoderarse del diario El Universo, por vía de manipulación judicial. Correa demandó al diario por 80 millones de dólares y el valor del mismo no llegaba ni a los 40 millones de dólares; cuarta, la desaparición de varios medios privados por presiones del régimen (Revista Vanguardia, Diario Hoy, Radio Arutam), medios permanentemente amenazados por el propio Correa o a los que les cortaron los presupuestos de publicidad gubernamental o la frecuencia por orden superior. Están en la lista de espera, otros medios amenazados como Radio Visión, Radio Democracia, Revista Vistazo y las cadenas televisivas privadas Ecuavisa y Teleamazonas.


The 'press black list'

Correa busca imponer la verdad oficial como única; mediante el ataque sistemático a la prensa y a los periodistas. En todas sus presentaciones mediáticas y en las semanales cadenas sabatinas, los ataca sistemáticamente con calificativos que van desde prensa corrupta, pasando por bestias salvajes, manipuladores, cavernícolas, mafias, golpistas, hasta criminales y sicarios de tinta.

Los primeros en caer y dejar sus puestos ante esta avalancha gubernamental, fueron Carlos Vera, de la cadena Ecuavisa y Jorge Ortiz, de Teleamazonas; paradójicamente dos de los periodistas que más espacio le dieron en esas cadenas privadas a Correa cuando era solo un candidato. Vera y Ortiz, periodistas con credibilidad e influyentes en la opinión pública, comenzaron a observar y a denunciar los abusos y la corrupción del Gobierno de Correa; fue entonces cuando se inició su persecución y vinieron las presiones y retaliaciones que finalmente los obligaron a renunciar.

Pero la lista negra de los periodistas que no estaban alineados con el régimen pronto se incrementó con los continuos linchamientos y descalificaciones de Correa desde las tribunas mediáticas que ha conformado. Vinieron los casos de Emilio Palacio, editorialista del diario El Universo; Patricio Vivanco, del diario La Hora; Alfredo Pinoargote, de Ecuavisa; Miguel Rivadeneira y Martín Pallares, del diario El Comercio; Roberto Aguilar, del diario Hoy; Janeth Hinostroza, de Teleamazonas; César Ricaurte del observatorio de medios Fundamedios; Fernando Villaviencio, experto en temas petroleros; Bonil, el caricaturista; Juan Carlos Calderón y Christian Zurita, de la revista Vanguardia, estos dos últimos denunciaron los contratos de Fabricio Correa, hermano del mandatario; y finalmente los casos de Gonzalo Rosero de Radio Democracia y Diego Oquendo de Radio Visión. La lista negra sobrepasó las fronteras y ni el premio Nobel Mario Vargas Llosa ni su hermano se salvaron de los ataques tortuosos de Correa.


Violencia contra periodistas y medios, promovida desde lo más alto del poder

El constante ataque y descalificación por parte del primer mandatario a periodistas y medios independientes, así como la aprobación de la Ley de Comunicación, han creado un clima de hostigamiento, autocensura y temor que en la práctica se traduce en la violación de la libertad de expresión en el Ecuador. Carlos Ochoa, quien preside la Superintendencia de Comunicación, es un declarado enemigo de los medios privados e incondicional defensor político del correísmo. Ochoa fue quien ejecutó la condena en contra del caricaturista Bonil.

Son incontables los casos de ataque a la libertad de expresión. Como ejemplos podemos citar: la confiscación de las computadoras de la revista Vanguardia; agresión a periodistas y blogueros como Carlos Andrés Vera, por parte de una turba correísta; o, casos más graves como la amenaza a la integridad física de la familia de la periodista Janeth Hinostroza, quien denunció el sonado  Caso Duzac-Delgado-Cofiec, vinculando al primo de Correa, Pedro Delgado en ese entonces Presidente del Banco Central, acusado de estar involucrado en actos de corrupción. El violento allanamiento al hogar de Fernando Villavicencio y la confiscación de su información; el asesinato del periodista Fausto Valdiviezo, quien investigaba actos de corrupción en el canal confiscado TC Televisión, caso que, dicho sea de paso, ha quedado en la impunidad. 


El delito es fiscalizar, expresarse, disentir, protestar, pensar diferente.
Caso Diario La Hora, periódico obligado a disculparse

El 13 de noviembre de 2012, el juez Marco Albán, sentenció a diario La Hora a rectificar una publicación supuestamente errada y a pedir disculpas públicas al gobierno de Rafael Correa.

Lo absurdo de este episodio es que nunca se demostró que dicha información era falsa. La única prueba que usó el juez para sentenciar al medio de comunicación, fue un oficio de la presidencia de la República que aseguraba que lo publicado era errado.


La publicación señalaba que el Gobierno de Correa había gastado 71 millones de dólares en publicidad, durante el período que va de enero a septiembre de 2012. El dato había sido entregado por la Corporación Participación Ciudadana (CPC), una organización no gubernamental que por varios años ha difundido este tipo de informaciones y que incluso mantiene convenios con el Consejo Nacional Electoral (CNE) 

Caso Carlos Vera, el primer desencantado de Correa

Carlos Vera tiene una larga trayectoria periodística en el Ecuador, ha trabajado en posiciones relevantes en los noticieros de las principales cadenas televisivas del país. Siempre ha sido polémico, transgresor y un duro crítico en la pantalla chica.

Vera quien se convenció de la propuesta del entonces candidato presidencial Rafael Correa en el año 2006, le permitió exponer con holgura sus planteamientos desde el noticiero de Ecuavisa, uno de los canales de televisión de señal abierta de mayor sintonía del Ecuador. Correa llegó al poder y Vera continuó en su noticiero; pero cuando el periodista se desencantó y comenzó a denunciar el abuso y la corrupción, comenzó a peligrar su puesto.


En abril de 2009, Carlos Vera se vio obligado a renunciar. El valiente periodista manabita prefirió perder su trabajo y no ceder a presiones del Gobierno. 

Caso Jorge Ortiz, un periodista que no baja la guardia

En agosto de 2010, Jorge Ortiz a renunció a la cadena televisiva Teleamazonas, por sus antecedentes como crítico del gobierno de Rafael Correa.

El detonante fue la decisión que obligadamente debieron tomar los directivos del medio de comunicación, de vender sus acciones dentro de la empresa debido a la aprobación de varios cambios en la Constitución de 2008, los cuales impedían que una persona pueda tener participación accionaria en medios de comunicación y paralelamente en otras actividades. La renuncia de Ortiz se dio porque se conocía que el gobierno impediría el proceso de venta. Es decir, el oficialismo quería impedir que los nuevos dueños del canal ratificaran a Ortiz en su cargo de entrevistador crítico.

No obstante, Jorge Ortiz no baja la guardia. Actualmente sigue adelante con su profesión y sus convicciones en el canal digital La República, en el que continúa -aunque con una menor audiencia- entrevistando a personajes de la política ecuatoriana, con su peculiar estilo incisivo y crítico de siempre.

http://www.larepublica.ec/


Revista Vanguardia o la extinción del periodismo investigativo en el Ecuador 

La revista Vanguardia se constituyó como la más importante iniciativa del periodismo investigativo y crítico que tuvo el Ecuador. En los archivos de la revista están expuestos con lujo de detalles y abundantes pruebas, los expedientes de la historia de la corrupción de los últimos años.

Su profundidad investigativa le valió a la revista el ataque permanente de los gobiernos de turno y el régimen de Correa no fue la excepción. Vanguardia fue allanada tres veces. Utilizando argucias legales y pretextos poco solventes, Pedro Delgado, principal de la UGEDEP, irrumpió en la revista y confiscó los computadores con toda la información de los periodistas, en un acto similar al sufrido en el 2013 por el periodista investigativo Fernando Villavicencio y Cléver Jiménez.
No faltó tampoco el linchamiento mediático de Correa desde las sabatinas contra el propietario Francisco Vivanco, el director Juan Carlos Calderón y jóvenes periodistas como Iván Flores, quien recibió amenazas, fue agredido en la calle y su vehículo estuvo a punto de ser destruido. En las sabatinas televisadas, Correa realiza constantemente arengas al pueblo en contra de sus opositores y periodistas, exponiéndolos a este tipo de reacciones de violencia en su vida diaria.

http://revistavanguardia.com/index.php?option=com_printedition&ed=396&view=printedition&Itemid=119  


Caso Gran Hermano, perseguidos por escribir un libro

En junio de 2009, diario Expreso publicó una investigación sobre varios contratos entre el Estado ecuatoriano y empresas vinculadas con Fabricio Correa, hermano del presidente de la República.

Si bien el Gobierno inmediatamente dio por terminados los contratos, nunca hubo sanciones para ningún funcionario. Los únicos que fueron enjuiciados, fueron los periodistas que investigaron el caso, Cristian Zurita y Juan Carlos Calderón. El presidente Rafael Correa los demandó por injurias y la justicia ecuatoriana falló a su favor, otorgándole dos millones de dólares de indemnización. Poco tiempo después, Correa decidió perdonar a los periodistas, ante la ola de cuestionamientos de la opinión pública en su contra. 

Caso Emilio Palacio, enjuiciado, perseguido y asilado

Emilio Palacio es un periodista que trabajó durante varios años como editorialista de opinión del diario El Universo de Guayaquil.

Un artículo suyo bastó para desencadenar uno de los juicios más vergonzosos del Ecuador y posiblemente del mundo: el de Rafael Correa contra diario El Universo. Este periodista guayaquileño fue el autor de la columna de opinión titulada No a las mentiras, en donde advertía que en un futuro algún presidente contrario a Correa lo podría demandar por delitos de lesa humanidad, por el ataque indiscriminado que sufrió el Hospital de la Policía durante la revuelta del 30 de septiembre de 2010. Esa simple presunción fue suficiente para que Correa demandara al columnista y a los directivos del medio de comunicación, por 80 millones de dólares. Palacio se vio forzado a huir del país y hoy vive en la ciudad de Miami, gracias a un asilo político otorgado por el Gobierno de los EE.UU.

En el juicio contra el diario El Universo, se pudo advertir no solo una evidente parcialización de la justicia y una serie de violaciones al debido proceso, sino una burda actuación de jueces como Juan Paredes, quien recibió la sentencia redactada por los abogados del mandatario, en lo que se conoció como el caso Chucky Seven. Esto sucedió en la primera instancia en la que Paredes falló con una indemnización a favor de Correa por 80 millones de dólares; en la segunda, fue Wilson Merino el juez que ratificó tan atropellado fallo, con 40 millones de dólares a favor del mandatario. El objetivo de fondo era apropiarse del periódico de mayor circulación del país, el mismo que estaba avaluado en poco menos de 40 millones de dólares.  

http://www.eluniverso.com/2011/02/06/1/1363/mentiras.html

Caso Fundamedios, linchados sistemáticamente por Correa

La Fundación Andina para la Observación y Estudio de Medios (Fundamedios) nace en el año 2007, como una organización no gubernamental que defiende la libertad de expresión. Esta entidad ciudadana ha sido uno de los blancos de ataque preferidos de Correa.

Algunos de sus informes especiales, como el del 2013, reflejan la inapropiada intervención del régimen de Rafael Correa en:

• Las agresiones y ataques a la prensa independiente y a la libertad de expresión.
• La excesiva propaganda política y la manipulación de la opinión pública.
• Cadenas nacionales obligatorias y sabatinas con propaganda del Gobierno.
• La ambiciosa concentración de medios y abuso de los medios para promoción del Gobierno y electoral.
• El control de medios y la apabullante maquinaria estatal para acallar las críticas.

Su Director, César Ricaurte, presentó en el año 2013 una acción de protección contra el presidente Correa por la expedición del Decreto Ejecutivo No. 16, dictado con el propósito vedado de desaparecer todas las entidades sin fines de lucro como el caso de Fundamedios. Si bien el Decreto representa un avance en términos del control estatal, contiene graves riesgos a la libertad de asociación, existencia e independencia de las organizaciones ciudadanas, elementos indispensables en la sociedad civil de los estados democráticos. La acción de protección no ha sido hasta la fecha contestada.


Caso Fausto Valdiviezo, sospechoso asesinato en la impunidad

En abril de 2013 fue asesinado Fausto Valdiviezo, periodista muy reconocido por sus reportajes a favor de la comunidad. El hecho se produjo afuera de la casa de su madre donde fue baleado por supuestos sicarios.


Sus familiares señalaron que Valdiviezo estaba investigando la corrupción dentro del canal TC Televisión, incautado por el gobierno de Rafael Correa al grupo Isaías. Según las versiones de quienes conocieron de cerca al periodista, el principal sospechoso del asesinato según Valdiviezo era Carlos Coello Beseke, actual gerente de TC Televisión. Coello fue involucrado en la investigación luego que Luz Moscoso, madre del periodista fallecido, declaró ante el mismo fiscal que el funcionario de TC Televisión tendría que ver en el crimen, porque así se lo dijo su hijo horas antes de su muerte. Recientemente a la madre del periodista asesinado le quisieron afectar su integridad lanzándole ácido a la cara a plena luz pública. 

http://www.lahora.com.ec/index.php/noticias/show/1101520926#.U5t69i9QOx4
http://www.elcomercio.com/tag/fausto-valdiviezo



Caso Janeth Hinostroza, amenazas anónimas en contra de su familia

Janeth Hinostroza ha recorrido un amplio camino en la televisión ecuatoriana, en especial en el periodismo investigativo, con programas de alta audiencia como 30 Minutos Plus el mismo que lo mantuvo al aire en la cadena Teleamazonas durante 11 años.

En el año 2013, su trayectoria y su valentía para denunciar los actos de corrupción, le valió el reconocimiento internacional al ser galardonada con el Premio Internacional de la Libertad de Prensa que otorga cada año el Comité para la Protección de los Periodistas.

Janeth Hinostroza fue una periodista constantemente acosada por el presidente Correa. Tuvo que resistir incluso la represión de la guardia presidencial y recibir varias descalificaciones públicas y apodos bochornosos. En septiembre del 2012, ella tuvo que renunciar a su espacio televisivo, luego de recibir llamadas amenazantes contra sus hijos, al haber dado a conocer un caso de corrupción gubernamental en el que estaba involucrado el primo del presidente, Pedro Delgado, Francisco Endara –cuñado de Delgado- y Gastón Duzac, ciudadano argentino y beneficiario del crédito; quien además aparece en una foto en el Palacio de Carondelet junto al presidente Correa y a un compañero de universidad del mandatario, Pedro Elosegui.

Caso Allanamiento, 20 policias de élite contra una familia

En noviembre de 2013, el fiscal Galo Chiriboga inició una investigación por espionaje. Esto ocurrió ante una queja del vicepresidente Jorge Glas, quien durante una cadena sabatina afirmó que Cléver Jiménez tenía información supuestamente hackeada al presidente de la República y a otros funcionarios.


Con este antecedente, unos días después, el 23 de diciembre, 20 policías del Grupo de Operaciones Especiales (GOE), armados con metralletas y ocultos el rostro con pasamontañas, allanaron la casa del asesor del asambleísta Jiménez, el activista y periodista Fernando Villavicencio, confiscándole sus celulares, computadores, tablets y sus discos de memoria. Esta diligencia se realizó usando la figura de acto urgente, la cual fue emitida por el juez Jorge Blum, solo minutos antes del acto. Dicha figura solamente aplica para casos de flagrancia y no para una investigación, como la que se estaba realizando. Apenas unas horas después del allanamiento, el presidente de la República admitió que había tenido acceso al contenido del material incautado, dejando en evidencia que él había ordenado el operativo y que fue rota la cadena de custodia.


Villavicencio negó los cargos y cuestionó que, si era delito el hackeo, ¿por qué se le dio asilo a Julian Assange en la embajada ecuatoriana en Londres, el más célebre hacker del mundo? Hasta ahora no existe una solvente respuesta oficial al respecto. 


Caso Bonil, el delito de hacer caricaturas

Jaime Bonilla (Bonil), caricaturista con más de 20 años de trayectoria, quien ha sido continuamente agredido por el presidente y sus colaboradores cercanos, fue la primera víctima de la nueva Ley de Comunicación.

Diario El Universo publicó el 28 de diciembre de 2013, una caricatura de Bonil titulada: Policía y Fiscalía allanan domicilio de Villavicencio y se llevan documentación de denuncias de corrupción. El caricaturista se refería al allanamiento sufrido en el domicilio de Fernando Villavicencio, quien previamente había indicado que lo que las autoridades se llevaron en esa diligencia, eran documentos sobre actos de corrupción.


Días después en el segmento La canallada de la semana de la sabatina televisada de Correa, se afirmó que el texto de la caricatura de Bonil daba como un hecho que el allanamiento fue para llevarse denuncias de corrupción. En apenas 48 horas, el Superintendente de Comunicaciones Carlos Ochoa intervino en el caso y posteriormente concluyó que la caricatura apoya la agitación social y que existe responsabilidad por parte de diario El Universo por haber publicado la caricatura. 


El ente regulador ordenó finalmente que Bonil rectificara su caricatura y que el diario sea multado. El artista hizo una rectificación con mucho más humor que la caricatura original. 


http://www.ecuadorenvivo.com/politica/24-politica/10751-bonil-rectifica-pero-con-mas-humor.html#.U5uBMr4o7IU
https://www.google.com.ec/?gws_rd=ssl#q=Caricaturas+de+Bonill+Correa



Caso Roldós, hija de expresidente acusada de ser parte de la CIA

En los primeros días de enero de 2014, una publicación del diario gubernamental El Telégrafo, sugirió que la exasambleísta Martha Roldós junto con los periodistas Juan Carlos Calderón y Cristian Zurita, pretendían desestabilizar el Gobierno de Rafael Correa a través de la creación de una agencia de noticias. Según el régimen, esta nueva agencia noticiosa estaría relacionada y financiada por organizaciones de extrema derecha de los Estados Unidos.

Los seguidores del Gobierno asumieron que Roldós, Calderón y Zurita eran agentes infiltrados de la CIA en el Ecuador, razón por la cual fueron estigmatizados a través de redes sociales. Martha Roldós contestó es una infamia miserable que me digan aliada de los asesinos de mi padre. El principal instigador de esto fue el propio presidente Rafael Correa, quien en sus cadenas sabatinas apuntó a que estas personas intentaban conspirar contra su administración.

Lo más grave fue que diario El Telégrafo basó su investigación en documentos obtenidos de los correos electrónicos de los supuestos conspiradores, lo que significa que el régimen o su periódico hackearon las cuentas de Martha Roldós y la de sus colegas. No hubo ningún sancionado y la denuncia de linchamiento mediático que Martha Roldós presentó a la Superintendencia de Comunicaciones en contra del diario El Telégrafo, como era de esperarse, fue archivada.


https://www.google.com.ec/?gfe_rd=cr&ei=KICbU6bxJIWm8Aa7iICwDQ&gws_rd=ssl#q=martha+roldos+acusada+por+correa



Caso Carlos Andrés Vera. Amenazan a su hijo de tres años. 

Al igual que su padre Carlos Vera Rodríguez, este cineasta y bloguero ha sido un constante crítico del régimen de Correa, quien lo descalificó en algunas ocasiones en las sabatinas televisadas.


En una manifestación pública mientras filmaba un evento político, fue atacado por una turba correísta.

Carlos Andrés Vera mantenía un blog en el que exponía sus ideas  y sus vídeos. Al recibir amenazas en contra de su hijo de 3 años, este crítico del régimen se vio obligado a alejarse del debate en las redes sociales. Según su propia versión, todo se originó por un comentario emitido a través de la red social Twitter, en donde Vera criticaba al presidente de la República por alusiones emitidas sobre opositores políticos. El cineasta recibió centenares de insultos, pero entre ellos también recibió datos concretos y fotografías de uno de sus hijos, junto con amenazas a su integridad. 


http://polificcion.wordpress.com/
http://www.hoy.com.ec/noticias-ecuador/el-cineasta-carlos-andres-vera-deja-el-activismo-en-la-red-601132.html

Caso Alfredo Pinoargote Cevallos, linchado sistemáticamente  

Alfredo Pinoargote es un periodista editorialista de larga trayectoria, muy crítico y sus opiniones pesan en la ciudadanía. Dirige el noticiero matutino Contacto Directo de la cadena privada Ecuavisa.

Casi todos los sábados el presidente, en sus acostumbradas sabatinas televisadas, lo descalifica y lo presenta como el emblema de la prensa corrupta o mercantilista, término acuñado por el correísmo para descalificar a la prensa no alineada con el régimen.


En enero de 2014, este periodista recibió quejas de la asambleísta oficialista Alexandra Ocles, quien lo acusó de haber realizado comentarios en contra de la comunidad afroecuatoriana. Sin embargo, Ocles nunca hizo queja alguna cuando el presidente Rafael Correa dijo en cadena sabatina, frente a todo el país, no sabía si las mujeres habían ayudado a mejorar la democracia, pero que al menos sí habían ayudado a mejorar la farra. Esas declaraciones las hizo en enero de 2012. Pinoargote se vio obligado a disculparse en su espacio cotidiano la que se basó en un poema del afroamericano Nelson Estupiñán Bass. 

Caso Diego Oquendo. No respetan ni sus canas.

Este periodista que quizá es el de mayor experiencia en el país y que ha dejado huella en medios televisivos, impresos y radiales, es permanentemente descalificado por el presidente Rafael Correa, quien le ha dedicado decenas de adjetivos en varias cadenas sabatinas.

Asimismo, en julio de 2011, los abogados Gutemberg y Alembert Vera (padre e hijo), anunciaron su intención de enjuiciar al periodista por una columna de opinión, amenaza que no se concretó. Para el país está claro que Diego Oquendo no es crítico del Gobierno, pero tampoco es complaciente con él, y cuando cuestiona lo hace con solvencia y responsabilidad. Oquendo es uno de los pocos periodistas independientes que continúan haciendo con profesionalismo su trabajo, a pesar de estar constantemente en la mira del Gobierno.

Caso Mario Vargas Llosa, descalificando a un premio Nobel

Ni el escritor e intelectual peruano Mario Vargas Llosa se escapa del vituperio florido de Correa. En noviembre de 2012 el mundo vio con asombro la prepotencia y vanidad de Rafael Correa, cuando insultó al Premio Nobel de Literatura.

El pecado del gran escritor peruano fue haber pedido a los ecuatorianos que defiendan las libertades ciudadanas con todas las armas democráticas. La respuesta de Correa fue decir que ya estaba acostumbrado a escuchar las tonterías de Vargas Llosa y que se trataba de un renegado que defendía el interés privado por sobre las personas. 


http://elpais.com/elpais/2012/02/23/opinion/1330013264_846622.html
http://www.eluniverso.com/2012/11/20/1/1355/vargas-llosa-califica-rafael-cangrejo-critica-reforma.html





VIDEO:Resumen de ataques del presidente Correa contra la prensa independiente del Ecuador. Fuente: Ecuavisa
VIDEO: Documental de Univisión
Las limitaciones que tienen para hacer su trabajo los periodistas en el Ecuador
VIDEO: Ataques a la prensa
Collage de los insultos a la prensa ecuatoriana por parte del presidente Rafael Correa.
VIDEO: Salvador Quishpe encara a Carlos Ochoa
le cuestiona su sueldo de 8 mil dólares pagado con dineros públicos
Agresión a bloguero
Una turba correísta agrede al bloguero Carlos Andrés Vera.
VIDEO: Los insultos del presidente
Mauricio Rodas presenta la recopilación de 170 agravios o insultos de Correa
VIDEO: Allanan revista Vanguardia
Pedro Delgado de la UGEDEP, allanó a Vanguardia y se llevó sus computadores
VIDEO: Los megasueldos de TC
Fue asesinado por sicarios.
VIDEO: Amenazas a Janeth Hinostroza
La periodista de Teleamazonas dejó su cargo al recibir amenazas por denunciar corrupción
VIDEO: Caso radio Canela
Atropello gubernamental para tomarse una radio popular
Los recursos audiovisuales y fotográficos utilizados en este web site, tienen únicamente un propósito didáctico editorial